El otoño y los findes de sofá y mantita

Imagen creada por Freepik

Cuando llega el otoño siempre estoy recelosa de él, nostálgica de un verano que aún da sus últimos coletazos. Pero cuando se presenta ante mi ese primer fin de semana de lluvia y viento y las temperaturas caen en picado, soy la primera en sacar la manta. Me tumbo en el sofá agarrada a mi taza de té y con el mando a distancia en la mano me preparo para una larga tarde de Netflix ¿Hay mayor placer que ese?

Ahora me estoy poniendo al día con Modern Family, una comedia estadounidense en la que sus protagonistas son una familia un tanto particular, pero igualmente divertida y real como la vida misma.

También tengo mis ratos de lectura. En mi mesita de noche siempre se amontonan los libros y yo siempre intento rascar minutos al reloj para poder ir leyendo todos. Embaucada me tiene la última novela de María Dueñas, Las hijas del Capitán. Narra la historia de tres hermanas malagueñas que un buen día de enero de 1936 llegan hasta Nueva York dispuestas a ayudar en el negocio familiar, cuando un giro del destino las enfrenta a la dura realidad de un país en el que cada día miles de inmigrantes sueñan por conseguir el ansiado sueño americano.

Y así, entre libros, series y películas, con unas velas encendidas y una manta gustosa, se me pasan las tardes de los findes de semana de otoño en las que la lluvia, el viento y el frío le quitan a una las ganas de pisar la calle.

Y hablando de comodidad, no se me ocurre una prenda más amorosa para un día en casa que nuestra sudadera Miranda:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *